Log in

"No hacer nada, es estar de acuerdo" - Lucía Legorreta

12 Mar 2020 9:32 PM | Anonymous


NO HACER NADA, ES ESTAR DE ACUERDO


He reflexionado mucho sobre lo sucedido los pasados 8 y 9 de marzo: la marcha por el Día Internacional de la Mujer y la iniciativa de empresas, organizaciones de la sociedad civil, hombres y mujeres: un día sin nosotras. ¡Algo histórico en nuestro país!

Estoy convencida de que la violencia hacia las mujeres debe terminar cuanto antes. Según datos del INEGI durante el segundo semestre del año pasado el 27.2% de las mujeres de 18 años y más que viven en zonas urbanas fue víctima de al menos un tipo de acoso personal y/o violencia sexual en lugares públicos.    ¡Más de la cuarta parte de las mujeres!

Esto se refiere a situaciones tales como: piropos groseros u ofensivos; alguien intentó obligarle o forzarle a tener relaciones sexuales sin su consentimiento; le enviaron mensajes o publicaron comentarios sobre usted, insinuaciones sexuales, insultos u ofensas sexuales, a través del celular, correo electrónico o redes sociales, entre otras muchas. Esto en lugares públicos como la calle, transporte público, parque, centro comercial, mercado o plaza pública.

Tristemente los números suben considerablemente si nos vamos al ámbito de los matrimonios o uniones libres: 47 de cada 100 mujeres de 15 años o más que viven con su pareja sufren algún tipo de violencia: física, psicológica, económica o sexual.   Únicamente un 19.1% de estas mujeres se atreve a denunciar.

Esto nos tiene que llevar a reflexionar sobre los diversos patrones sociales y culturales que durante años hemos aceptado como normales en nuestro país.

La dinámica familiar ha cambiado. Hace solo unas décadas el hombre era el proveedor económico de la familia, y la mujer quien educaba a los hijos y cuidaba del hogar. Actualmente, la mayoría de los hogares mexicanos dependen de dos salarios: papá y mamá.

Sin embargo, si analizamos la economía formal, encontramos que la participación laboral femenina es muy baja. Entre los 36 países miembros de la OCDE, México es el segundo con menos participación de la mujer en el ámbito laboral, solo superado por Turquía.  Esto fomenta que las mujeres dependan económicamente de sus padres o parejas, condición que las mantiene vulnerables a una situación de abuso.

Los seres humanos NO somos violentos por naturaleza. Es una conducta que se aprende en la familia, escuela, comunidad o medios de comunicación.  Debemos de trabajar mucho para que en las familias se viva un ambiente de paz y armonía; y que, en las empresas, exista un ambiente laboral libre de acoso y violencia.

El círculo de la violencia es claro: si un papá agrede a su esposa, ésta será violenta con los hijos; los cuales se comportarán de igual forma con sus compañeros de escuela, y en un futuro con los miembros de su comunidad o empresa.  Un círculo que sucede una y otra vez.

Estoy convencida de que un cambio de conducta es trabajo de todos, hombres y mujeres. Terminar con el abuso y la violencia hacia la mujer es obligación de todos nosotros. 

Hombres y mujeres tenemos la misma dignidad como personas, somos dos caras de la misma moneda. 

Debemos respetarnos unos a otros, para convivir como iguales y tener una sociedad sana y fuerte.   

¡Unámonos para lograr un México mejor!

Lucía Legorreta de Cervantes Presidenta Nacional de CEFIM, Centro de Estudios y Formación Integral de la Mujer y Expositora del Diplomado de Formación Social (CUFOSO). cervantes.lucia@gmail.com www.lucialegorreta.com.   Facebook:  Lucia Legorreta


  • Inicio
  • BLOG
  • "No hacer nada, es estar de acuerdo" - Lucía Legorreta
Powered by Wild Apricot Membership Software